lunes, 26 de agosto de 2013

¡Ah.. la familia!

Tras su victoria sobre la nave frisia, los sajones tiene que decidir que hacer con los frisios capturados: matarlos, ¿cobrar un rescate?, ¿convertirlos en esclavos?. Los Matatrolls deciden llevarlos a Blüdhaven, el asentamiento del earl Hrolf.

El señor de los cautivos, el earl Egil, responde con un poema que habla de héroes que partieron y no volvieron, una manera muy fina de decir que no piensa pagar rescate alguno. Jorun lee el poema a los prisioneros y luego les ofrece acompañarla a la Isla del Norte, donde hay tierras y podrán unirse a su clan como hombres libres. La generosidad de la oferta, unida a la amargura de saberse abandonados, les lleva a aceptar a acertar su oferta.

Así, el barco frisio, pilotado por Oswulf, que ha desarrollado cierta afinidad por la mar, se une a la pequeña flota de Jorun, compuesta por Las Lagrimas de Freya, dos barcos de carga, el barco largo capturado, y otros dos barcos largos, llenos de guerreros del earl Hrolf.

Wulfric Finnson, más conocido como Wulfric el joven.
Entre estos frisios, que pasan a ser sajones al unirse a Jorun y los beornlingas, se encuentra un joven escaldo (skald en nórdico, scop en sajón), Wulfric de nombre. Jorun lleva un tiempo en busca de un escaldo para glosar las hazañas de los materiales, desde que el anterior se quedo en Londinium, seducido por ese extraño ceremonial de los romanos: el teatro.

Pero volvamos con Wulfric, Wulfric el joven, a partir de ahora, para con confundirlo con Wulfric el Lacustre. Mejor asi, por que su verdadero apellido es Finnson, Hijo de Finn. Y todos saben que Finn de Frisia fue asesinado por Hengist.

Ah, la familia. Una de las armas más terribles en el arsenal del master. Mas mortífero que un dragón rojo, los recaudadores de impuestos, o el mismísimo Estado con E mayúscula, solo superada en potencial destructivo por otro PJ. Esta sesión estuvo dedicada a bucear en el ambiente familiar de los Matatrolls. Bueno, casi todos...
No suelo poner fotos, pero esta lo merecia.

Los Matatrolls han vuelto al hogar, entre sus seres queridos. Es cierto que Jorun se inquieta al saber que Hengest ha marchando a jutlandia en busca de inmigrantes. En su caso su problema familiar es su primo Eomer, que no ha vuelto a ser el mismo desde su herida en la Torre Blanca. La herida no ha acabado de cerrarse del todo y se ha vuelto melancólico y solitario. Jorun habla seriamente con el y lo convence de que salga de su autocompasión y entrene a las tropas bisoñas, ya que sin su guía, los masacraran cuando tengan que combatir.

  Por su parte Oswulf, el berserk, recibe un rapapolvo por parte de su madre: que si es un inútil que acara como su padre, muriendo sin nada, que si no se molesta en cultivar las tierras que le han dado, que cuando piensa casarse...

Para Marik la cosa empieza mejor, ayudando con el resto de la familia a construir el granero de su
¿Que mi hermana es que?
cuñado. En la fiesta posterior , juega con sus sobrinos e intercambia chismes sobre si Jorun es o no la amante de la Dama del Lago, todo en un ambiente alegre y hogareño, hasta que de repente Rowen abre la puerta de una patada y aparece hacha en mano amenazando a Hama, el hermano pequeño de Marik. Resulta que Gytha, la hermana de quince años de Rowenn, esta embarazada y Hama es el padre. En un principio Hama, que solo tiene dieciséis años dice que es mentira, y que Gytha es "una guarra" y cualquiera puede ser el padre, sus dos hermanos mayores, Marik y Aelfwine le muelen a collejas y acallan sus protestas y al final se decide que habrá boda entre los dos adolescentes, aunque la tradición ofrecía otras formas de arreglar el asunto.

Volviendo a lo concerniente a la alta política, Hengist vuelve de Jutlandia, con gran cantidad de guerreros jutos, marcho con 10 barcos y vuelve con mas de treinta. Quizás haya entre ellos quien conozca a Vigfus y Hvit, piensa Jorun, así que avisa a ambos para que no se dejen ver en los próximos días.

La piel del oso,  repartida antes de cazarlo.
Nada mas pisar el muelle, Hengist convoca a todos sus thanes a una reunión en su gran salón en dos días. En la reunión, Hengist muestra con un ademan teatral un mapa de las tierras de los cantacii, o Kent, como empezaran a llamarse ahora. Vortigern ha dado al rey sajón las tierras de esta tribu desafecta como regalo de bodas por la mano de su hija Rowen. Y empiezan a discutir como repartir las nuevas tierras, una vez haya vencido a los britanos, lo cual, sin duda, sera facil, todo el mundo sabe que son malos guerreros y unos cobardes.
En lo que respecta a los beornlingas, Jorun debe emplearse a fondo. Hengist quiere asignarles la isla de Sheppy, en el estuario del Tamesis, pero usando su labia, la hija de Hlothere consigue para los descendientes de Beorn las tierras en torno al fuerte romano de Portus Lemanis, que pronto pasara a ser llamado Lymme.
Marik intenta utilizar su amistad con Horsa para que los beornlingas puedan conservar sus tierras en Thanet tras el reparto de Kent, y esté promete hablar con su hermano. Cuando vuelve de hacerlo dice lacónico que no ha conseguido nada, pero no hace falta ser vidente para ver que se siente furioso y humillado. La conversación entre los dos gemelos no ha sido pacifica.