miércoles, 26 de junio de 2013

Vivir y morir en Londinium

La fresca aurora primaveral ha sido profanada con sangre inocente, y mientras los hombres y mujeres del Clan Beorn tratan de asimilar este hecho, unos fuertes golpes en las puertas de la villa requieren su atención.
Se trata de un mensajero de Hengist, que trae noticias perturbadoras . Esta noche una comitiva sajona ha sido atacada al volver de la recepción de Vortigern. Todos han muerto salvo una joven, Thyra, que esta desaparecida.
Vamos a ver que ha pasado
Thyra, hija de Hama, es una amiga de infancia de Jorunn, y aunque los mensajeros trasmiten una clara orden de Hengist para que todos los sajones permanezcan en sus casas en Londinium, finalmente el furor que arde en su interior puede mas y decide desafiar la prohibición.

Acompañada por Rowenn y una de las esclavas, la hija de Hlothere se dirige hacia el lugar de la emboscada, una calle (aunque los beorlingas aún tiene que aprender esta palabra) angosta, ahora atestada de cadaveres. Al examinar la escena, se dan cuenta de que echan a faltar al resto de los Matatrolls, especialmente a Wulfric el rastreador y a la bruja Hvit, asi que vuelven a la villa.

A la vuelta, acompañados por veinte hombres armados, se dividen en dos grupos. Uno con Jorun, Oswulf el bersek, Marik y otros diez hombres se dedica a investigar el barrio, mientras Hvit y Marik se quedan en el lugar de la emboscada a ver que averiguan.

Que resulta ser bastante, Hvit utiliza sus poderes y tiene varias visiones, una del pasado, en la que ve a los hombres que emboscaron a la comitiva de Hama. Son hombres con armaduras y armas romanas, envueltos en ropas negras. Al principio su emboscada tiene exito y estan masacrando a los sajones, inexpertos en este tipo de lucha, pero de repente, algo imprevisto parece ocurrir y el pánico parece adueñarse de ellos....

La segunda visión la tiene gracias a un broche de plata que representa a Fenrir devorando al sol, perteneciente a Thyra y que Wulfric ha encontrado entre los cuerpos. Hvit se concentra en él y consigue averiguar que la chica esta en algún lugar oscuro y húmedo, con paredes de piedra, que huele a letrina y que la mantienen desnuda y atada con cadenas a un muro. Todo muy extraño.

Mientras tanto Wulfric no ha estado ocioso. Ha repasado la escena y aunque no esta en su mejor día, ha averiguado algunas cosas. La emboscada fue un ejercicio magistral de táctica, pero en algún momento se torció. Varios de los cadáveres tienen marcas de dientes y garras de lobo, y hay un rastro de sangre que se puede seguir.

¿Y que hacen los demás?, se dirigen al primer lugar de cierta importancia que ven, que resulta ser un antiguo templo de Venus reconvertido en burdel con la llegada del cristianismo. Alli sonsacan de malos modos al portero, pese a sus amenaza de que su jefe, Juliano el Galo, se vengaran. Entre sopapo y sopapo le sacan que ha oido que lo ocurrido con la comitiva sajona es cosa de los Seguidores de Mitra.

Con esta información, se reunen con los otros. Juntos empiezan a juntar las piezas del puzzle... ¿A donde les llevara?.

La solucion en la proxima entrega.